Yoma_Mujer_2017.jpeg

LOGO_FULLDETO.png

Salud

Diabetes y enfermedad renal

Diabetes y enfermedad renal

La nefropatía o daño renal a menudo ocurre con el tiempo en personas con diabetes. Este tipo de nefropatía se denomina nefropatía diabética.

Causas

Cada riñón está compuesto de cientos de miles de unidades pequeñas llamadas nefronas. Estas estructuras filtran la sangre, ayudan a eliminar los residuos del cuerpo y controlan el equilibrio de líquidos.

En personas con diabetes, las nefronas lentamente se engruesan y, con el tiempo, resultan cicatrizadas. Las nefronas comienzan a filtrar y la proteína (albúmina) pasa a la orina. Este daño puede suceder años antes del comienzo de cualquier síntoma.

El daño renal es más probable si usted:

No tiene controlado el azúcar en la sangre.

Tiene hipertensión arterial.

Tiene diabetes tipo 1 que comenzó antes de los 20 años de edad.

Tiene familiares que también tienen diabetes y problemas renales.

Fuma.

Es de origen afroamericano, estadounidense de origen mexicano o nativo americano.

Síntomas

A menudo, no hay síntomas conforme comienza el daño renal y empeora lentamente. El daño renal puede comenzar de 5 a 10 años antes del inicio de los síntomas.

Las personas que tienen nefropatía más grave y prolongada (crónica) pueden presentar síntomas como:

Fatiga la mayor parte del tiempo

Sensación de malestar general

Dolor de cabeza

Náuseas y vómitos

Inapetencia

Hinchazón de las piernas

Picazón en la piel

Propensión a presentar infecciones

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica ordenará exámenes para detectar signos de problemas renales.

Con un examen urinario, se busca una proteína llamada albúmina filtrada en la orina.

Demasiada albúmina en la orina a menudo es un signo de daño renal.

Este examen también se denomina examen para microalbuminuria, debido a que mide cantidades pequeñas de albúmina.

Su proveedor de atención también revisará la presión arterial. Una presión arterial alta daña sus riñones y es más difícil de controlar cuando se tiene daño renal.

Se puede ordenar una biopsia del riñón para confirmar el diagnóstico o buscar otras causas de daño renal.

Si usted tiene diabetes, su proveedor de atención también le revisará los riñones con los siguientes exámenes de sangre todos los años:

Nitrógeno ureico en sangre (BUN, por sus siglas en inglés)

Creatinina en suero

Tratamiento

Cuando el daño renal se identifica en sus etapas iniciales, se puede retardar con tratamiento. Una vez que aparezcan cantidades mayores de proteína en la orina, el daño renal lentamente empeorará.

Siga los consejos de su proveedor de atención para evitar que su enfermedad empeore.

CONTROLE SU PRESIÓN ARTERIAL

Mantener la presión arterial bajo control (por debajo de 130/80) es una de las mejores maneras de retardar el daño renal.

Su proveedor de atención puede recetar medicamentos para bajar la presión arterial y proteger los riñones de mayor daño.

Tomar estos medicamentos incluso cuando la presión arterial esté en un rango saludable ayuda a retardar el daño renal.

CONTROLE SU NIVEL DE AZÚCAR EN LA SANGRE

Usted también puede retardar el daño al riñón controlando los niveles de azúcar en la sangre, al:

Consumir una dieta saludable.

Hacer ejercicio regularmente.

Tomar insulina o medicamentos según las indicaciones del proveedor de atención.

Revisar sus niveles de azúcar en la sangre con la frecuencia que se le indique y llevar un registro de los números para conocer de qué forma las comidas y las actividades afectan su nivel.

OTRAS FORMAS DE PROTEGER SUS RIÑONES

El medio de contraste que en ocasiones se utiliza en las resonancias magnéticas, tomografías computarizadas u otros exámenes imagenológicos puede causar más daño a sus riñones. Coméntele al proveedor de atención que está ordenando el examen que usted tiene diabetes.

Evite tomar un medicamento para el dolor analgésico no esteroide (AINE), como el ibuprofeno o el naproxeno. Pregúntele a su proveedor si hay otro tipo de medicamento que pueda tomar en su lugar. Los AINE pueden dañar los riñones, aún más cuando se utilizan todos los días.

Su proveedor de atención puede tener que suspender o cambiar otros medicamentos que puedan dañar sus riñones.

Conozca los signos de infecciones urinarias y consiga tratamiento de inmediato.

La nefropatía diabética es una causa importante de enfermedad y muerte en personas con diabetes. Puede llevar a la necesidad de diálisis o de un trasplante de riñón.

Si quieres saber más sobre la Diabetes y enfermedad renal: Consulta con la Dra. Nelly García en el Centro Médico Dr. Ovalle, calle San Francisco esquina Imbert, San Francisco de Macorís, Tel: 809. 588.2596 ext. 274

 

Ayuntamiento_SFM.jpeg

Yoel-BP.jpg

ADS