Yoma_Mujer_2017.jpeg

LOGO_FULLDETO.png

New York

Dominicano acusado por asesinato de estudiante de la universidad Rutgers en “tumbe” de drogas.

NUEVA YORK.- La policía de Newark en New Jersey, detuvo al dominicano Marcos Feliz de 25 años de edad, al que acusa por el asesinato del estudiante de la Universidad Rutgers Shani Patel la semana pasada, en un presunto “tumbe” de drogas, según dijeron los investigadores. La víctima, que había sido condenado por narcotráfico, era también un adicto a la heroína, según el récord judicial.

Patel, nativo de la ciudad de Toms River, fue encontrado muerto a tiros dentro de su apartamento fuera del campus de la universidad en la avenida Central aproximadamente a las 10:00 de la noche del domingo de la semana anterior.

Compañeros de facultad, familiares y amigos de Patel, dijeron que el estudiante tenía un futuro brillante.

La víctima, todavía estaba enfrentando las secuelas de una condena en 2013 por acusaciones de narcotráfico, en el momento de su muerte, según se revela en documentos del tribunal.

Otro estudiante, que compartía la habitación con Patel y de 23 años de edad, resultó herido durante el atraco, supuestamente cometido por Feliz.

Los investigadores dijeron que aún tienen que confirmar las circunstancias del tiroteo, pero fuentes policiales dijeron al medio NJ Media Advance que el hecho está siendo investigado como un posible robo (tumbe) de drogas.

La corte le impuso a Feliz una fianza de Feliz en $ 750.000 dolares, en tanto quedó preso en el Centro Correccional del Condado Essex.

Feliz no es estudiante de la Universidad de Rutgers y no está afiliado con institución, dijo un portavoz de la alta casa de estudios.

Peter Englot, vicerrector de Relaciones Públicas y Jefe de Estado Mayor en el campus Rutgers-Newark, dijo que aunque el tiroteo ocurrió fuera de la escuela, y la policía cree que no fue un acto al azar, "un incidente como este, nos lleva a tener una mayor conciencia sobre la seguridad en el vecindario".

Antes del asesinato de Patel, añadió Englot, la escuela ya había comenzado el establecimiento de medidas de seguridad adicionales, incluyendo la contratación de agentes de policía extra, y la ampliación del servicio de transporte de la universidad.

A la luz de la posibilidad de que el tiroteo fue impulsado por un robo fallido de drogas, Englot dijo que la escuela también se centra en frenar el consumo de drogas entre los estudiantes.

"Somos conscientes de que, al igual que con las universidades de todo el país, hay personas en edad universitaria que tienen problemas de consumo de drogas", explicó el vicerrector.

"Tratamos de tener cuidado en lograr que los estudiantes sean conscientes de los peligros del consumo de drogas. Ahí es donde nos centramos", señaló el funcionario universitario.

La fiscalía dijo que la investigación está en curso y que hasta el momento, no hay más detalles acerca del homicidio.

UCNE.jpg

Noni-Banner-P.jpg

Cepeda-computos.jpg

Bano-de-Oro-B300.jpg