Yoma.jpg

LOGO_FULLDETO.png

UCNE-2.jpg

Internacionales

Latinoamérica: es una región complicada para ejercer el periodismo, denuncia Reporteros Sin Fronteras.

Latinoamérica: es una región complicada para ejercer el periodismo, denuncia Reporteros Sin Fronteras.

MADRID, España (EFE).- Europa "retrocede a pasos agigantados" en libertad de prensa, especialmente por su persecución en Turquía, que quiere adherirse a la UE a pesar de ser "la mayor cárcel del mundo para periodistas", mientras que Latinoamérica se mantiene como "una de las regiones más complicadas" del mundo para el libre ejercicio del periodismo.

El Informe Anual 2016 de la Libertad de Prensa que elabora Reporteros Sin Fronteras (RSF) y que hoy presentó su presidenta en España, Malén Aznárez, pone especial énfasis en México, Honduras, Guatemala y "poco a poco" también Brasil.

"Si en Oriente Medio y el Golfo Pérsico, la represión viene organizada desde el poder, de la mano de monarquías o de islamistas yihadistas, en América Latina, especialmente en Centroamérica, está relacionada con el crimen organizado, que ha contaminado a gran parte de las estructuras gubernamentales, ejércitos, policía y Justicia, creando una creciente situación de impunidad", criticó RSF.

"Treinta y un casos de periodistas asesinados en América Latina, en 2016, son un saldo lo suficientemente fuerte para hablar de un balance catastrófico en la situación de la libertad de información en el continente americano", indica el informe.

México se mantiene a la cabeza y figura entre los más peligrosos del mundo para el libre ejercicio de informar con 13 asesinatos, seguido por Guatemala (8), Brasil (4), Honduras (3) y Venezuela, Perú y El Salvador con un asesinato cada uno.

Aunque la violencia, la frecuencia y la impunidad con la que se cometen crímenes contra los informadores en México "es de sobra conocida más allá de sus fronteras", la de países con menos recursos, como Honduras, apenas lo es, indica RSF.

Tres periodistas fueron asesinados en ese país centroamericano en 2016, "casi siempre cosidos a balazos en el ejercicio de su profesión, bien por las 'maras' que controlan el crimen en las calles, o por sicarios del poder o de las fuerzas de seguridad", denuncia.

Durante el pasado año, 59 periodistas fueron asesinados en todo el mundo, al igual que nueve internautas y ocho colaboradores; y fueron encarcelados 179 periodistas, 157 internautas y 12 colaboradores.

Aznárez declaró que el pasado año bajaron en el mundo los asesinatos, secuestros y encarcelamientos porque en los países en guerra "los periodistas prácticamente ya no están sobre el terreno".

RSF aseguró que Turquía está ya por delante de China, Siria, Egipto e Irán en la persecución a los periodistas, aunque también criticó las medidas "de espionaje y vigilancia" en Reino Unido y Alemania o que el pasado año haya sido "nefasto" para las fuentes y los periodistas en Luxemburgo, Estados Pontificios, Italia, Polonia, Ucrania, Rusia o España.

Durante el acto, conducido por la periodista Pepa Bueno, contaron sus duras experiencias el periodista turco Yavuz Baydar, exiliado tras el intento de golpe de Estado de julio en Turquía, y el hondureño Milthon Robles, que abandonó su país tras ser agredido y secuestrado.

Y por cuarto año consecutivo, Siria sigue siendo el país más peligroso para ejercer el periodismo, según RSF, que ha subrayado que el periodista británico John Cantlie sigue capturado desde 2012 por el EI.

Por su parte, España ocupa el puesto 34 de los 180 de la clasificación mundial 2016 de la libertad de prensa (el puesto número uno lo ocupa Finlandia) y no registra ningún periodista, internauta o colaborador asesinado o encarcelado.

Pero RSF criticó que en su primer año de vigencia la ley de seguridad ciudadana, conocida como "ley mordaza", ha provocado que varios periodistas fuesen multados por fotografiar manifestaciones, sucesos y acontecimientos en la calle y que otros hayan sufrido medidas judiciales contrarias al derecho a informar, aunque en la mayoría de casos las peticiones de los fiscales no prosperaron.

El documento recuerda la liberación en 2016 de los tres periodistas españoles que habían sido secuestrados en Siria: Antonio Pampliega, José Manuel López y Ángel Sastre.

Banner-Feria-Mayorista.jpg

Ayuntamiento_SFM.jpeg

Banner-Sandy-Brito.jpg

300x300_rally.jpg

ddd

anunciate


Loading...