Yoma.jpg

LOGO_FULLDETO.png

De Opinion

¿Cuántos asistieron a la Marcha?

¿Cuántos asistieron a la Marcha?

Muy a pesar de lo gris que está el panorama económico del dominicano, el pasado domingo 22, decenas de miles de personas respondieron positivamente al llamado a protestar que realizaron diversas organizaciones sociales del país, a propósito de la propuesta inicial planteada por el Dr. Ricardo Nieves en el programa radial El Gobierno de la Tarde.

El pueblo se desbordó y tiñó de verde esperanza las avenidas y calles capitalinas, exigiendo el fin de la corrupción y el cese de la impunidad, figuras que como espectros del infierno han estado atormentado al pueblo dominicano, casi durante toda su existencia, pero que han sido más visibles y descaradas en los últimos gobiernos que ha tenido la nación caribeña en lo que va del Siglo XXI. Aunque, sin lugar a dudas, el común denominar corruptor de estas casi dos décadas de gobiernos republicanos corruptos ha sido el caso ODEBRECHT, el cual, ha servido como iniciador de la explosión, hasta ahora pacífica, que, cual soplo de aire, ha avivado las llamas del deseo de justicia que ha estado agazapado y que estaba durmiendo el sueño cuasi eterno en el dominicano.

La asistencia fue mayúsculamente masiva, todas las capas sociales asistieron a expresar su indignación ante el robo sin consecuencias del erario público. El discurrir del cívico desfile duró horas para llegar frente al Altar de la Patria. Y así como empezó, con contundencia meridiana, así culminó.

Concluida la actividad, han surgido los analistas y sus razonamientos. Los amarillistas tratando de denostar la gran actividad y el resto señalando el éxito de la misma. Sin embargo, ningún sector ha podido calcular, ni se ha atrevido a decir la cantidad de asistentes a la Marcha en Contra de la Corrupción y la Impunidad, dejando espacio a las dudas mal sanas divulgadas por el oficialismo en los análisis amarillistas que tratan de quitar brillantes a la actividad, planteando que hubo pocas personas en ella y que las imágenes donde se aprecia un mar de gentes no se corresponden a la asistencia de la actividad. Caben entonces las siguientes cuestionantes ¿Cuántos asistieron a la marcha? ¿Qué importancia tiene que se sepa la cantidad de asistentes a la misma?

Determinar la asistencia a una actividad de masas como ésta no reviste mayores obstáculos para las matemáticas, ello porque sólo habría que medir la longitud y el ancho del espacio ocupado por los manifestantes y dividirlo entre el área promedio que ocupa una persona. Este procedimiento matemático permite saber un estimado de asistencia muy cercano al real; al mismo se le conoce como fórmula de Jacobs, en honor al profesor de periodismo de la Universidad Berkeley de California EEUU, Herbert Jacobs, el cual se destacó en la década del 60, del siglo pasado, en el cálculo de multitudes.

Queda claro entonces que el debate sobre la cantidad de asistentes a la marcha, impuesto por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) para tratar de hacer daño a la gigantesca actividad que se realizó principalmente en su contra, dado el hecho de los constantes escándalos de corrupción que se han destapado durante la administración del actual presidente Danilo Medina y que sobre pasa a éste pues toca las pasadas administraciones de los expresidente Leonel Fernández e Hipólito Mejía, es uno que puede ser fácilmente sancionado, tanto por los organizadores de la Marcha como por el PLD.

En conclusión, saber la cantidad de asistentes puede ser o no relevante “dependiendo del cristal con que se mire”, para usar las palabras del novelista y dramaturgo francés Alejandro Dumas. Sin embargo, hasta la asistencia de un minúsculo grupo de personas al recorrido, suponiendo que fuese así y a sabiendas por muchos que no lo es, debe llamar la atención de todos los políticos dominicanos, en especial los de derecha…, pues manda un claro mensaje, que el pueblo de la Patria de Duarte y Los Trinitarios no está dispuesto a seguir permitiendo la corrupción y la impunidad. El menaje lanzado a gritos por los que allí asistieron fue claro, y lo que menos debe importar es la cantidad, ya que, en calidad y acción, hubo un rechazo contundente a la forma actual de conducir el Estado Dominicano.

Ayuntamiento_SFM.jpeg

ADS