Yoma.jpg

LOGO_FULLDETO.png

UCNE-2.jpg

De Opinion

El camino recto no es la ruta más rápida

El camino recto no es la ruta más rápida

Al leerse la reflexión: “El Camino Recto de la Madre Teresa de Calcuta” puede inferirse dentro de otras posibles conclusiones: A.)

Que es un cuestionario mediante el cual se expresan asuntos morales que pretenden aportar para que exista una mejor convivencia humana. B.) Que es válido cuestionarse si dicho análisis tiene asidero en esa Ciencias Exacta, dado que las ideas sugeridas en estos pensamientos presentan aspectos matemáticos. C.) Preguntarse: ¿Hay alguna aplicación práctica y palpable, a los sentidos humanos, que se desprenda del análisis matemático respecto a dicha reflexión? A la luz de estas proposiciones, requiere respuesta la pregunta: ¿Es el camino recto la ruta más rápida como afirma la religiosa de la India?

Al evaluar las respuestas dadas por la Madre desde la óptica de las Ciencias Matemáticas, se podría llegar a dos conclusiones que pueden ser interesantes: 1.) Si las matemáticas apoyan lo que ella dice en sus respuestas. 2.) Si hay beneficio para la humanidad, a propósito de lo que pudiera surgir como resultado del análisis a la luz de las matemáticas; asumido como parámetro la pregunta y la respuesta que dice: “¿Cuál es la ruta más rápida?”, y dada la respuesta de la Santa: “El Camino Recto”, se llegará a lo propuesto.

Cuando se habla de “ruta” la idea que llega al cerebro es la de un sendero, camino, calle o vía que sirve de espacio de comunicación entre un lugar y otro; en Geometría, un sendero se representaría como el espacio comprendido entre dos rectas paralelas, y dado que la expresión “El Camino Recto” da la idea de Línea Recta y ésta se define como “la menor distancia entre dos puntos de una superficie plana” y de que “una línea tiene longitud pero no espesor”, “El Camino Recto” parece que no puede ser “la ruta más rápida”.

“El Camino Recto”, matemáticamente hablando, se podría expresar como la extensión de dos rectas paralelas que, por lógica, deben estar situadas en un Plano y en cuyo interior existe, indudablemente, un área. Un Plano es “una superficie, real o imaginaria, en la cual dos puntos están unidos por una recta que está contenida enteramente en dicha superficie”, y un Área es la “extensión superficial de una figura plana o de una superficie, medida en unidades de longitud al cuadrado”; por lo que, puede concluirse que un Plano inscribe un área o varias áreas.

Partiendo de la definición de Área y el concepto de Línea Recta (“Camino Recto”) se puede concluir que “el camino recto” no es el más corto; Pitágoras de Samos (569-475 a. C.), lo evidencia cuando en su famoso teorema plantea que la hipotenusa es igual a la suma del cuadrado de los catetos.

Ante la posible reflexión del lector sobre que una recta es la extensión de dos puntos y que, eliminado el ángulo de elevación, la hipotenusa se convertiría en una línea recta (camino) y que Teresa tendría razón en ese caso, puede afirmarse, sin temor a equívocos, que su análisis no es certero, dado que el ángulo de inclinación (podría ser de depresión) es cero, y bajo esa condición, el grosor del ancho de la recta es tan ínfimo que tiende a cero (Imagínese el lector una línea trazada con la punta lo más posiblemente afilada de un lápiz, ni siquiera a esa figura llegarían las dimensiones de la recta que describiría “El camino recto” referido), además ya está descartado por definición de Línea. Por tanto, resulta imposible que pueda ser un espacio por el que algo… pudiera transitar.

Otro aspecto, y quizás el más importante, está en la posible aplicación del Teorema de Pitágoras en la distribución de espacios físicos. La idea sugerida es la siguiente: dado que la hipotenusa (imaginada como “camino” y no como la simple línea que es) sería el camino más corto al desplazarnos por un área, la distribución de los anaqueles, por ejemplo, en un supermercado, farmacia, tienda, licor Store, etc., ahorraría tiempo y desplazamiento, si en vez de colocarse en forma de rectas paralelas, con noción macro de rectángulo, se colocaran partiendo de una diagonal céntrica que condujese a los mismos.

Aplicar esta idea a la distribución de espacios, ahorraría significativamente el tiempo que deben invertir los clientes para llegar hasta un producto, ayudaría a que haya un flujo más efectivo que significaría ganancia de tiempo, ya que habría mayor ergonomía y menos distancia por recorrer. Igualmente, esta idea sugiere un estudio de factibilidad para su aplicación en el diseño poblacional urbano en vista de que podría ser beneficioso y de ahorro. Además de cambiar el modelo urbanístico actual.

Una vez más, la aplicación de las Matemáticas ayuda a facilitar la vida de los seres humanos. Se reafirma su híper-mega importancia en el que hacer de la humanidad; gracias a ella, se puede decir, sin temor a equivocarse, que “el camino recto” no es la ruta más rápida.

Nota: Todas las definiciones fueron dadas según el Diccionario de Matemáticas, 1999. Grupo Editorial Norma Educativa, Bogotá, Colombia.

 

El autor:

Enmanuel Aquino- es licenciado en Educación Mención Matemáticas por la Universidad Autónoma de Santo Domingo -UASD-; especialista en Enseñanza de Matemática Secundaria por la Universidad Acción Pro Educación y Cultura -UNAPEC- y; maestrante de la Maestría en Ciencias Puras Matemáticas que se imparte actualmente en la UASD.

Banner-Feria-Mayorista.jpg

Ayuntamiento_SFM.jpeg

Banner-Sandy-Brito.jpg

300x300_rally.jpg

ddd

anunciate


Loading...