Yoma.jpg

FULL-Navidad-1.png

De Opinion

Fórmula para un mejor uso del río Yuna y sus fuentes

Fórmula para un mejor uso del río Yuna y sus fuentes

Las principales estrategias formuladas por el Consejo regional de Desarrollo, Inc. (CRD), recogen como un asunto fundamental, un mejor aprovechamiento del río Yuna y sus ríos afluentes, como también, de los ríos Boba, Baguí y el Camú, por medio de soluciones adecuadas y bien planificadas a sus problemáticas, dada su relevancia para el país, a fin de sustentar el suministro de agua para las generaciones presentes y futuras, además, para el rol que está obligada asumir en los problemas alimenticios, que atentan en contra de la población mundial y local.

Partiendo de los estudios y levantamientos realizados, por su dirección técnica, el organismo de desarrollo, aboga por eficaces medidas y políticas, que hagan del río Yuna y sus afluentes un gran soporte del bienestar integral y sustentable, de cara al presente y el futuro de los dominicanos y dominicanas, como bien se valora en sus planteamientos contenidos en este trabajo.

Sus riquezas y problemáticas:

El río Yuna cuyo nacimiento se encuentra en la cordillera central drenando hacia la bahía de Samaná, teniendo como sus principales afluentes los ríos Tireo, Camú, Masipedro, Maguaca, Chacuey, Licey, Jaya, Yuboa, Maimón, Jima, La Cuaba y Payabo, con una área de cuenca de 5,268.47 km2, desde muchas décadas ha tenido el grave problema de que solamente 1,382.44 kms2 equivalente al 26.24% de su cuenca está regulada por medio de las presas de Hatillo y de Rincón.

Esta desproporción en su regulación, unido a la convergencia de fenómenos meteorológicos, hace que en forma continua, se presenten eventos de desbordamientos que perjudicialmente han venido afectando a la población de su cuenca baja y alta, como a los niveles de producción de su entorno y del país en sentido general, conforme a los resultados de campo, arrojados por los levantamientos hechos durante dos décadas por los técnicos de la entidad de desarrollo.

Acciones del Estado frente a sus problemas:

Conforme a los estudios del CRD, referente a lo anterior, la poca regulación de una vasta cuenca como la del Yuna, es la principal causa de las permanentes inundaciones en el bajo Yuna y de los sensibles problemas que afectan el alto Yuna.

Estima pues, que los eventos meteorológicos, que han impactado al país después de la inauguración en el año 2004 de Aglipo II, han tenidos efectos negativos, ante las crecidas que se han producido en la cuenca baja del Yuna superando los 700m3/seg., con un desborde hacia los predios agrícolas contiguos, afectando sensiblemente a los mismos y a las estructuras hidráulicas construidas por el INDRHI.

Con el objetivo de mitigar parte de los daños provocados por los desbordamientos, el Estado Dominicano, ha procedido a realizar intervenciones en el Yuna y en su entorno que datan desde los años 70, entre las cuales resaltan: a.-Construcción del Dique Barracote para desviar parte del caudal del Yuna hacia el Río Barracote; b.- Construcción de un muro longitudinal a lo largo del Yuna para aumentar la sección del río y por ende la capacidad de conducción y c.- Construcción de una red de canales de drenaje en la zona pantanosa situada al suroeste del municipio de Sánchez comprendida entre la antigua línea férrea del ferrocarril Sánchez-La Vega, al norte, los ríos Yuna y Guayabo, Al Sur y al Este, la Bahía de Samaná.

Las referidas intervenciones, han resultado insuficientes para enfrentar sus problemas, dado que, en lo que se refiere al Dique Barracote, se ha producido la situación de que los arrastres del río han sedimentado las secciones del Yuna y el Barracote aguas abajo del Dique Barracote, provocando una muy preocupante disminución de la capacidad de conducción.

En lo que respecta al muro longitudinal a lo largo de Yuna desde la toma del proyecto Aglipo II, se sabe de la existencia de puntos vulnerables, siendo los mismos clasificados en dos grupos. Uno de ellos tiene que ver con la acción de los lugareños luego de su construcción que han reducido su altura, así como también la rotura del mismo para acceso al río y así extraer arena. El otro grupo se refiere a problema típico de derecho de vía, pues hay viviendas sobre el margen del río en el mismo eje y en el entorno del muro.

Ante eventos meteorológicos de importancia, el río penetra por los puntos vulnerables inundando los predios y afectando las estructuras de riego construidas, como resulta el canal principal de riego Guayabo del Proyecto Aglipo II, que corre paralelo al referido muro.

En la red de canales y drenaje al suroeste del Municipio de Sánchez se conjugan varios factores que dificultan el drenaje, las grandes aportaciones de agua provenientes de las montañas al norte de la carretera Nagua-Sánchez y las frecuentes crecidas del río Yuna que en su camino hacia la bahía no tiene la sección suficiente y desborda inundando los terrenos. La existencia de una pendiente casi nula y las fluctuaciones de la marea hacen que la zona permanezca inundada por largos periodos de tiempo.

Alternativas propuestas por el CRD:

Dados los gravísimos problemas enunciados, el Consejo Regional de Desarrollo, Inc. (CRD), por medio de su dirección técnica, con el propósito de contribuir a su solución, ha propuesto al Gobierno Central tomar varias   iniciativas a largo y corto plazo.

Una de las principales soluciones de las inundaciones en el Bajo Yuna, que propone a largo plazo, es la de incrementar la capacidad de regulación de su cuenca por medio de la construcción de nuevas presas, haciéndose saludable la construcción de una presa en el Alto Yuna, con el propósito de mejorar significativamente el desempeño de la Presa de Hatillo, en razón de que las presas existentes controlan, tal y como se dijo al principio sólo un 26.24% de la cuenca, con la entrada en operación de la presa de Guaguí el área regulada se incrementará a 27.71%.

Como iniciativas y soluciones a mediano y corto plazo, considera que se requiere, adecuar las secciones de los ríos Yuna y Barracote en su tramo final, para aumentar su capacidad de conducción, además, de mejorar el muro longitudinal construido en el Yuna, de manera que se eliminen los puntos vulnerables y se le dé continuidad en aquellos lugares ocupados por viviendas, junto a proceder a reubicar las viviendas asentadas sobre el eje de su muro.

A lo cual añade, el mejoramiento de la capacidad de conducción de la red de drenaje en los terrenos al sureste del Municipio de Sánchez, implicado este mejoramiento, un aumento de la sección de algunos canales de drenaje y/o limpieza de otros,

Sugiere, además, la toma de acciones coercitivas, para que los lugareños no destruyan su acceso y vulneren su cauce con la extracción masiva de arena, así como, proceder a la conservación de la foresta de todo el trayecto de sus cuencas y ríos afluentes

Con respecto a AGLIPO I (Proyecto agropecuario que junto con Aglipo II y III abarca a las provincias Duarte, Sánchez Ramírez, Maria Trinidad y Samaná), contempla la necesidad, de una limpieza sustancial de la red de canales y drenaje, además de la reparación de las bermas de los canales que sirven como camino dentro del proyecto como de los puntos vulnerables en los muros longitudinales de los ríos Helechal y Nagua.

Asimismo, enmarca con relación a Aglipo II, la reparación de ambas márgenes del río Yuna, aguas debajo de la obra de toma, donde hay un marcado nivel de erosión, reparación y mantenimiento de la red de caminos del proyecto con una extensión de 125 kms, construcción de cinco diques en el canal, terminación del canal caño Obdulio, limpieza parte alta canal drenaje Guayabo y Construcción de 5 kms. del canal de drenaje desde la alcantarilla de Beauchamp a la Lometa.

Visualiza también, como una urgente prioridad nacional, la ejecución de AGLIPO III, con ubicación en el asentamiento del Limón del Yuna, en la margen derecha del río El Yuna, cuyo estudio de factibilidad ya fue realizado siendo su costo de US$ 48,990.000.00, para lo cual el país cuenta con el apoyo financiero a tal efecto del Gobierno del Japón, el cual tendría por objetivo principal contribuir a controlar los problemas de desbordamiento del río, integrar cientos de miles de tareas a niveles productivos adecuados y la conversión de nuestro país en una de las naciones de mayor producción de granos y de otros renglones agrícolas del mundo.

Dentro de las tareas que propone, sobretodo, antes la crisis alimentaría que afecta al mundo entero y el rol que está llamada a jugar nuestra nación en tal sentido, el Consejo Regional de Desarrollo, Inc.(CRD), contempla como saludable y beneficioso, el acogimiento de sus sugerencias técnicas, en procura de erradicar los problemas que afectan el bajo y el alto Yuna y su entorno, tomando como parte vital de su solución, la ejecución de Aglipo III, la presa del alto Yuna, así como también, el proyecto agrícola-hidroeléctrico de la presa de los ríos Boba y Baguí, la presa de Guaigui y del entorno de las lomas de Quita Espuelas y de los Memizos.

El autor es:

Ing. José Adolfo Herrera Acevedo, Coordinador de Provincias del Consejo Regional de Desarrollo, Inc. (CRD). Empresario, Ingeniero y Catedrático Universitario.- Tel. 809-244-5496 y Correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. .- San Francisco de Macorís.- RD.

UCNE.jpg

Noni-Banner-P.jpg

Ramona.jpg

Cepeda-computos.jpg

Bano-de-Oro-B300.jpg